EL SAGRARIO ABANDONADO

Autor: Azcarate, Jesús
Fuente: Palabra

Sencilla y breve, pero clara y precisa la biografía de san Manuel González (1877-1940), quien primero fue sacerdote de un pueblo de Huelva y donde pasó y enseño a pasar muchas horas acompañando con cariño a Jesús en el sagrario. Hubiera deseado poder dedicarse a acompañar el resto de su vida a Jesús en el sagrario más abandonado que hubiera en la tierra. Primero fue obispo auxiliar de Málaga y años más tarde de Palencia, pero donde realizó una labor más honda fue en los pueblos en los que a la miseria material se unía la falta de formación y, en ocasiones de espiritualidad. Levantó escuelas, así como organizó comedores populares. Quizá no tuviera grandes dotes de organización, o bien no le fueron necesarias, pues contagió a personas que sí las tenían para impulsar esos proyectos. Su mayor preocupación fue Jesús Sacramentado y los niños, a los que dedicó miles de horas. Con su gracejo andaluz y la experiencia de miles de horas de contacto personal con personas sin formación, supo ser gran pedagogo para ayudar a comprender la fe que a él le movía.

Jose Manuel Mañú.

Twitter