LOS BENEFICIOS DEL AJEDREZ PARA LOS NIÑOS

Autor: Lourdes Olaizola

Master en Educación Infantil por el Instituto Europeo de estudios de la Educación.

Diplomada en Magisterio en la especialidad de lenguas extranjeras.

Tutora de 3º de Educación Infantil en el colegio Eskibel.

Profesora de lectoescritura, matemáticas y religión en 1º, 2º y 3º de Ed. Infantil

Profesora TBL

Madre de tres hijos.

Fuente:

Sontushijos

La capacidad intelectual mejora, al menos, en cinco aspectos.

Se han realizado numerosos estudios acerca de los beneficios del ajedrez para la mente humana y se ha llegado a la conclusión de que cuanto antes aprendan a jugar, mejores y más destrezas desarrollarán.

Un niño puede empezar a jugar al ajedrez a partir de los cuatro años de edad. Este juego exige concentración, es decir, actividad cerebral. De forma que, mientras los niños juegan al ajedrez, están obligando a su cerebro a hacer ejercicio sin ser conscientes de ello ya que para ellos, “jugar” es sinónimo de diversión, por lo que el ajedrez se convierte en la forma perfecta de entrenar el cerebro.

En cuanto a la capacidad intelectual, el ajedrez puede ayudar a los niños a mejorar:

- La atención, concentración y la memoria.

- El poder de análisis, síntesis y organización.

- La capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones

- La creatividad y laimaginación.

- El razonamiento lógico-matemático.

Y en lo que se refiere a lainteligencia emocional, el ajedrez puede ayudar a los niños a que aprendan a:

- Tener control emocional, sabiendo llevar tanto los éxitos como la frustración.

- Adaptarse a múltiples e inesperadas situaciones.

- Esforzarse para conseguir lo que se propone e incrementar suautoestimay confianza.

- Tener iniciativa.

- Tener empatía y comprender al oponente durante el juego.

Además, el ajedrez también tiene que ser entendido como una herramienta para la formación y educación de un niño. Los niños aprenden a respetar al rival y a actuar de forma tranquila y sosegada. Una partida de ajedrez puede durar mucho tiempo, durante ese tiempo el niño se encuentra en una situación en la que está obligado a estar sentado y pensando en todo momento.

Si todo esto fuera poco, no podemos olvidar que el ajedrez es un deporte que se puede jugar en cualquier sitio, en cualquier momento y además no resulta caro, cualquiera puede acceder a un tablero. En la mayoría de los casos, existe una mejora y una progresión clara en el juego si se entrena, de modo que cuanto más tiempo se practique, mejor se jugará y esto generará una grata sensación de superación en el niño.

El mito de que el ajedrez es un juego únicamente para personas inteligentes es falso. Lo único que se necesita es paciencia y ganas de jugar.

Por todo ello, animo a los padres y madres para que fomenten el ajedrez entre sus hijos. De esta manera, conseguirán que  realicen una actividad divertida que les aporte beneficios mentales para el resto de su vida. A su vez, les darán la ocasión de competir con otros niños, relacionarse con otras personas y hacer amigos.

728

Twitter